jueves, 3 de marzo de 2011

OCURRENCIAS Y DESPROPÓSITOS


Algunos dirigentes políticos, cuando carecen de argumentos para avalar sus políticas pintorescas o para defenderse de las críticas de los contrarios, suelen despacharse con una serie de ocurrencias y despropósitos que ponen en evidencia sus propias carencias para desempeñar el cargo que ocupan. A veces, cuando son cesados del citado cargo, se les recompensa con otro, de parecida o mayor responsabilidad, haciéndose cómplice de la incompetencia al partido político en que militan. Lo triste es que tales ocurrencias, que ni siquiera valen para escribir un libro de chascarrillos por su falta de ingenio, son la defensa de muchas normativas que padecemos después los ciudadanos. Magdalena Álvarez, siendo ministra de Fomento, ya reconocía que “Hay determinadas cuestiones que aun conociéndolas, no las conozco”, lo que justifica su respuesta a la crítica por falta de previsión a los efectos de un temporal: “Si la borrasca cambió de forma impredecible, no la pueden predecir, y si no la predicen quienes la tienen que predecir ¿cómo quieren ustedes que lo vamos a predecir aquellos que estamos esperando la predicción?”. Su posterior cargo de vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones quedó justificado mucho después cuando Leire Pajín, sobre los nombramientos argumentó que “Sólo faltaría que la ministra no pueda nombrar a quien le salga de los cojones” ante la crítica por uno que ella hizo en el ministerio de Sanidad que dirige. Por fin supimos qué méritos deben tener los cargos políticos de este país tocado por la varita mágica de su anunciado “acontecimiento planetario”.
            Con argumentos tan convincentes y planteamientos tan razonables se justifica que los jóvenes, en unos talleres de dos horas, impartidos por una tienda de artículos eróticos llamada “Los placeres de Lola”, aprendan una sexualidad responsable, gracias a la campaña “El placer está en tus manos” de la Junta de Extremadura, que puede ser complementada, en caso de dudas, con el “Mapa de inervación y excitación sexual en clítoris y labios menores, aplicación en genitoplastia”, muy útil para la masturbación femenina. Seguramente ayudará a reducir embarazos no deseados y abortos, a los que, en todo caso, incluso jóvenes menores de edad podrán recurrir sin autorización de sus padres ya que, según Bibiana Aido son comparables a “ponerse tetas” pues “un feto de 13 semanas es un ser vivo, claro, pero no podemos hablar de ser humano porque no tiene ninguna base científica”. Menos mal que, al menos, reconoce que es un ser vivo. Sin embargo no aclara a los padres –y madres- qué tipo de ser han engendrado y, ante la incertidumbre, lo mejor es no procrear, como sostiene una diputada socialista gallega al decir que “Tener hijos es de ultraderecha y rancio”.
            En otro orden de cosas, hemos de felicitarnos por la reforma de las pensiones ya que, según Isabel López i Chamosa, representante socialista en el pacto de Toledo, “si el Gobierno no hiciera unas propuestas ambiciosas ¿qué acordamos, lo que ya tenemos? ¿Cuándo uno cambia de marío por qué lo hace? Pa mejorar…y tener mejor vida, pues esto es un acuerdo en la misma dirección”. Ya ven, tan sano como cambiar de marido.
            Más difícil resulta asumir el nuevo lenguaje de la igualdad, inaugurado por los “miembros y miembras” de Bibiana Aído, quien, junto a Leire Pajín, achaca todos los males de éste país al machismo. La propuesta de Bibiana de hacer bibliotecas “para y por mujeres” mejorará sin duda nuestro nivel cultural. La de Pajín para cambiar el sexo del PIB mejorará nuestra economía, pues afirmó que “el PIB es masculino, es claramente masculino, y por tanto el cambio estará en el momento en que las decisiones importantes estén tomadas también por las mujeres”. No aclara si sólo hay que cambiar el artículo –la PIB- o todo el concepto –la Producta Interiora Bruta-, creando, en todo caso, un problema lingüístico. Menos mal que la secretaria de organización del PSOE andaluz nos ha dado pistas cuando, al presentar las candidaturas, dice que son “los mejores y las mejoras candidatos y candidatas”. Seguramente los Agentes de Igualdad creados por la Diputación de Granada se encargarán, entre sus amplias competencias, de ilustrarnos sobre estas cuestiones. La Junta de Andalucía va más allá y se encarga de erradicar el machismo desde sus orígenes al eliminar de los libros de texto la frase “No llores como una mujer lo que no defendiste como hombre”, que la madre de Boabdil dijo a su hijo cuando perdió Granada. ¡Qué osadía de la sultana Aixa! Así nos va ahora.
            Con estas ocurrencias –y otras muchas que no caben en este espacio- se diseña un país mucho mejor para vivir. Un país en el que con pasos de peatones pintados con figuras de cocodrilos o perros se mejorará la seguridad vial; en el que, ni por exigencias del guión, los actores podrán fumar, para proteger a ultranza la salud; en el que, para no maltratar a los animales, no habrá corridas de toros pero sí festejos de “correbous” en sus diferentes versiones –fuego, soga, agua y encierros- ya que “los correbous no terminan con la muerte del toro” y por tanto el animal no sufre; en el que, cuando se pregunta a una ministra, Leire Pajín, porqué acumula varios sueldos, responde que no los acumula sino que los políticos “acumulamos responsabilidades”.
¡Claro que la ministra puede nombrar a quien le salga “de los cojones”! ¿Acaso Zapatero no hizo lo propio cuando la nombró a ella? Entra dentro de sus respectivas competencias. Pero, ya puestos así, hubiese sido más adecuado que dijera “de las pelotas” que, al ser femenino, al menos disimularía algo su lapsus lingüístico de marcado carácter machista. Aunque no pasa nada; un error así lo comete cualquiera. Lo malo es que las críticas que recibe, según ella, es porque es “mujer, joven y socialista”. Está más que justificado que, así las cosas, en este país hay que cambiarlo casi todo.

                                   Fdo. Jorge Cremades Sena

Google+ Followers