viernes, 8 de agosto de 2014

RECUPERACIÓN ESPAÑOLA CON ACENTO CATALÁN

                        Aunque implícitamente Artur Mas reconoce que España se recupera de la grave crisis económica afirmando que la “recuperación española, tiene acento catalán” debiera caérsele la cara de vergüenza por menospreciar, una vez más, a los españoles, excluidos los catalanes, y engañar a éstos, una vez más, con el único propósito de sacarles rédito político para su delirante proyecto independentista. Que tenga el cinismo de afirmar que “la recuperación económica se está haciendo básicamente desde Cataluña” es un insulto a los españoles que, en caso de que así fuera, se alegrarían del éxito de Cataluña considerándolo también de España. Ni las balanzas fiscales, ni el PIB por CCAA, ni el conjunto de variables económicas, avalan la desleal e insolidaria afirmación de Mas que presume indecentemente de sacar a España de la crisis tras recibir más de 40.000 millones del Estado. Los datos, en todo caso, ratifican la desigualdad, casi congénita, entre las CCAA, ya patentes en el franquismo, demostrando que a algunos no les fue tan mal y evidenciando que Cataluña está entre las más ricas en términos de PIB per cápita, la cuarta (por detrás de País Vasco, Madrid y Navarra), que es como se mide la riqueza, aunque sea la primera en PIB absoluto (seguida por Madrid de cerca y por Andalucía, que curiosamente es la penúltima en renta per cápita). El dramático desajuste territorial, casi el doble, entre la CA más rica, País Vasco con una renta per cápita de 29.959 euros, y la más pobre, Extremadura con 15.028, lo que requiere es mantener y mejorar el esfuerzo solidario de las CCAA más ricas con las más pobres.
            Si con la publicación de las balanzas fiscales de las CCAA (diferencial entre lo que aportan y lo que reciben del Estado), se puso de manifiesto que sólo cuatro de ellas (Madrid, Cataluña, Valencia y Baleares, por este orden) tienen déficit negativo, es decir, reciben menos de lo que aportan, y que el resto (salvo País Vasco y Navarra que, siendo de las más ricas, se escaquean por el dichoso y trasnochado cupo) tienen déficit positivo, es decir, reciben más de lo que aportan, se constató que ni siquiera es Cataluña la que en términos absolutos aporta más, sino que es Madrid, lo que procede es cuestionar el privilegio de País Vasco y Navarra para que, como comunidades ricas, hagan el mismo esfuerzo solidario con las más pobres, en vez de, bajo el falso planteamiento de “España nos roba” los nacionalistas catalanes quieran subirse al carro insolidario de vascos y navarros, ganando adeptos de forma torticera para su proyecto antiespañol hasta desembocarlo ilegalmente al independentismo.
            Ahora sólo nos faltaba que hasta la salida de la crisis nos la pongan en el haber de Cataluña en exclusiva, cuando el esfuerzo es común a todos los españoles, incluidos los catalanes, a pesar del derroche de la Generalitat de Catalunya, dirigida por nacionalistas e independentistas, en asuntos identitarios y a pesar del saqueo a que desde la propia Generalitat y sus aledaños, cada vez más evidente, ha sido sometido el pueblo catalán y, obviamente, el español. Artur Mas en vez de seguir diciendo memeces, debiera explicar por qué tiene embargada la sede de su partido, CDC, por qué ha tenido que dejar su carrera política Oriol Pujol, uno de los hijos de su “padre político”, por qué al clan Pujol, tras la confesión pública obligada por parte del patriarca, se le investiga la desorbitada fortuna acumulada en paraísos fiscales… Y tantos otros porqués, entre ellos, por qué, estando tanto tiempo a la sombra de Pujol, ni como su mano derecha cuando era President, ni cuando le sucedió en tan alta responsabilidad, Artur Mas se enteró, ni se entera, de nada, lo que, en el mejor de los casos, le convertiría en un incompetente de cuidado.
            No sé si, como dice alguna encuesta, la independencia se desinfla o no al subir cinco puntos el apoyo al ilegal “no” (43´7% frente al 39´7% al “sí”), pero sí sé que el camelo del proceso independentista, hasta la fecha, ha sido un buen negocio para unos cuantos. Dice Pujol, salido de su escondite, que está a “disposición de la justicia y de Hacienda” (¡faltaría más!), pero no tiene claro si voluntariamente comparecerá en el Parlament, como le exige la oposición, que no CiU. Incluso su socio ERC, que sí sabe a lo que juega, se lo aclara por boca de su Secretaria General Marta Rovira: “los ciudadanos de Catalunya se merecen escuchar sus explicaciones de forma directa y ante sus legítimos representantes democráticos, es decir, en sede parlamentaria, y a mí me consta que él tiene un gran respeto hacia las instituciones democráticas catalanas”. A mí, lamentablemente, no me consta dicho respeto, como ERC tampoco se enteraba de nada, puede que le conste. Entretanto el conceller Santi Vila, para ir curándose de espanto, dice que la Generalitat no sacará las urnas si el Constitucional se lo prohíbe ya que desobedecer sería un “divertimento” sin “interés político”. Prefiere obviamente un divertimento pero con interés político. Vamos, como hasta ahora. Eso es el proyecto nacional-independentista.

                                   Fdo. Jorge Cremades Sena

Google+ Followers